Título de la entrada del blog

Subtítulo

Administrator

EL NUEVO REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS

Por Marta Ballester

¿Qué va a suponer la aplicación del nuevo reglamento de protección de datos?

El 25 de mayo de 2016 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que sustituirá a la actual normativa vigente y que comenzará a aplicarse el 25 de mayo de 2018.

Este periodo de dos años desde la entrada en vigor de la norma tenía como objetivo permitir que las empresas que tratan datos se puedan preparar y adaptar antes de que el Reglamento sea aplicable con el fin de evitar sanciones.

Cada vez más empresas empiezan a concienciarse de que el tratamiento de datos es una actividad arriesgada, que merece de una protección y un control que evite las sanciones que el nuevo reglamento ha aumentado en cuantía, y que van desde el 4% de la facturación de la sociedad hasta los veinte millones de euros.

Como medidas a destacar podemos recalcar la importancia del consentimiento expreso a la hora de recoger o recabar datos, el derecho a la información que debe incluir en todo caso el destino de los datos recogidos y el derecho al olvido o el derecho a la cancelación de todos los datos y su rastro.

Desaparece la obligación de inscribir ficheros y se sustituye por la obligación del responsable del tratamiento de datos de elaborar un análisis justificado y vinculante de la valoración del riesgo que hace de los datos tratados, que deberá ser demostrado en caso de que las autoridades de protección de datos así lo exijan.

Es obligatorio asimismo la existencia de contratos entre los responsables y los encargados de protección de datos donde se especifique el destino de los datos y se prohíba el uso para destinos no autorizados.

Una de las figuras más controvertidas es la del Delegado de protección de datos, que será obligatorio para las empresas que traten con datos “sensibles”.

A cinco meses de la exigibilidad del cumplimiento del nuevo reglamento europeo las empresas deben tener en cuenta la necesidad de la adaptación para cumplir con la normativa y evitar las cuantiosas sanciones y para eludir las responsabilidades por los incumplimientos que dentro de su seno se puedan desencadenar.

Para mayor información sobre este tema, no dude en ponerse en contactarse con nuestra experta: mballester@juarezyasociados.es